Tip 1 – Hacer ejercicio moderado

 

Las mujeres con endometriosis suelen tener mucha inflamación interna. Aparte, suelen tener otras patologías inflamatorias como colitis, cistitis, varios problemas crónicos inflamatorios. Todo esto ya de por sí esto será un estresor muy fuerte para el cuerpo. El hacer un ejercicio muy intenso pudiera agravar este tipo de lesiones y de patologías, entonces tenemos que moderar mucho el ejercicio, hacer un ejercicio de leve a moderado para tener varios beneficios:

 

  1. Bajar los niveles del estrógeno, que es una hormona que estimula la endometriosis.
  2. Aumentar las endorfinas, que son sustancias analgésicas muy potentes que podemos producir al hacer ejercicio.
  3. Aumentar los niveles de serotonina, que es una sustancia u hormona que nos ayuda a sentirnos bien, a estar de buen humor, y sintiéndonos, en general, adecuadamente.
  4. Ayuda a mejorar el metabolismo de los carbohidratos, que es una de las entidades que frecuentemente se relacionan con mujeres con endometriosis (hipoglicemia e intolerancia a los carbohidratos). El hacer ejercicio ayuda mucho a controlar y mejorar este metabolismo

 

Idealmente, sería ejercicio moderado, pero que involucre o incluya algo de cardio aeróbico junto con algo de fuerza y resistencia. La combinación de las dos mejora más aún con la manera en la que el cuerpo va a procesar los carbohidratos (mejora la sensibilidad a la insulina). 

 

Es muy importante que las mujeres con endometriosis hagan ejercicio, que intenten hacer ejercicio aunque al principio pueda resultar difícil. Aun aquellas que puedan tener algo de fatiga crónica y fibromialgia que les va a costar muchísimo iniciar el régimen de ejercicio. Intentar, aunque sea de poco a poco, pero sí intentar hacerlo. Eventualmente, será de gran beneficio para manejar el dolor, para controlar la inflamación, y todo lo mencionado anteriormente.

 

Tip 2 – Alimentación saludable

 

Este tema es sumamente amplio, extenso, y particularmente hablando de endometriosis, nos llevaría mucho tiempo explicar todo lo que implica el comer saludable para mujeres con endometriosis.

 

Una mujer con endometriosis es mandatorio, primordial y muy importante comer bien. Desde luego, la buena alimentación es buena para todo, para la salud, en general. Pero para mujeres con endometriosis es beneficioso de una manera impresionante. Yo he visto a muchas pacientes mejorar notablemente nada más con cambios en la dieta. Se mencionarán diferentes aspectos en la alimentación.

 

Pero, ahorita va a ser un poco general hablar de la alimentación de la endometriosis. Tendríamos que valorar específicamente a cada paciente, ver las características individuales, los problemas metabólicos, hormonales, immunológicos, digestivos, urinarios, de infecciones que tenga para poder evaluar qué tipo de dieta necesita. Entonces, muy frecuentemente me preguntan, ¿Qué como, qué no como? Pues esa respuesta dependerá de las enfermedades, patologías, condiciones y síntomas que tenga. Siempre deberá ser de manera individualizada. 

 

En general, el tener una buena alimentación que implica una baja en carbohidratos, baja en azúcares en general refinados, baja en carnes rojas, baja en alimentos procesados y grasas trans, alcohol, café, soya, lácteos y gluten.  Particularmente hay estudios que demuestran que hay una incidencia mayor de problemas de endometriosis y problemas autoinmunes consumiendo más carnes rojas.

 

El hecho de cuidar mucho la alimentación para la cuestión digestiva, porque muchas mujeres con endometriosis también tienen colon irritable, algunas mujeres tienen problemas en la vejiga como la cistitis intersticial, y si tuvieran un problema de inflamación en la vejiga crónica también tendrían que tener una dieta específica para este problema.

 

La gran mayoría de las mujeres con endometriosis tiene problemas en cómo procesan los carbohidratos. En base a esto, tendríamos que bajarle mucho a los carbohidratos, sobre todo a los de alto índice glicémico, los azúcares refinados. Buscar alimentos con índice glicémico menor de 50. Casi todas las mujeres con endometriosis tienen problema de intolerancia a los carbohidratos, ya sea sensibilidad o resistencia a la insulina, que se pueda controlar con dieta baja en azúcares. 

 

La endometriosis es una enfermedad inmunológica en gran parte, por lo que si tenemos problemas del sistema inmunológico tendremos que hacer una dieta específica para esto también, evitando alimentos que la compliquen. Inclusive hay algunas mujeres que tienen que someter a pruebas de alergias alimentarias o intolerancia para ver qué alimentos les están generando problemas de inflamación y dependiendo de las alergias que salgan se tendrán que quitar esos tipos de alimentos.

 

En general, se podría mencionar aumentar mucho el consumo de frutas y verduras, alimentos orgánicos no procesados, aumentar consumo de omega 3, fermentados, y rotar mucho los tipos de alimentos, las proteínas, minimizando la proteína animal si se puede, ya dependiendo de cada uno será algo muy específico e individual.

 

Es difícil ahorita como una receta de cocina decirles que coman una cosa y otra para curar la endometriosis. No, no va por ahí y no es para curarla, sino para tener una menor inflamación, para tener un mejor sistema inmunológico, para balancear algún problema metabólico hormonal que pudiera haber, y en general yo he visto a muchas pacientes que con un cambio en la dieta han mejorado muchísimo, han tolerado mucho mejor su dolor, se han desinflamado, han mejorado problemas digestivos, han dormido mejor, han tenido menos ansiedad por no comer alimentos prohibidos, particularmente azúcar, y entre otros múltiples beneficios. “Deja que el alimento sea tu medicamento y que tu medicamento sea tu alimento”. Que quede claro que el quitar algún alimento en particular NO eliminará los implantes de endometriosis, pero sí disminuye la inflamación o la manera del cuerpo de responder a la enfermedad. 

 

Tip 3 – Dormir bien

 

La dormida es vital para el cuerpo del organismo, el dormir bien nos ayuda a múltiples funciones necesarias del mismo cuerpo, sobre todo, para ayudarnos a reparar; a reparar todo lo ocurrido durante el día, que se repare adecuadamente durante la noche, obviamente siempre y cuando sea un buen sueño reparador. En mujeres con endometriosis que suelen estar con un nivel de estrés interno del cuerpo muy elevado, que sea mediante una inflamación crónica que tengan, el mismo dolor crónico que padecen eleva mucho el nivel de estrés, la inflamación interna, y eso desgasta mucho al cuerpo, lo consume, y un cuerpo que está a mil por hora durante todo el día, lo mínimo que le podemos pedir o dar es un buen sueño reparador por la noche, por lo menos para que nos de fuerzas y herramientas para que la mañana siguiente pueda volver a comenzar un nuevo día y otra vez empieza la batalla del día siguiente.

 

La dormida es vital, de tremenda importancia. Nunca he conocido a una persona con cualquier enfermedad que yo sepa que duerme bien y que no goza de un buen estado de salud o que no tenga una mejora importante con el hecho de haber empezado a dormir adecuadamente. Esto tiene mucho fundamento, tiene mucha ciencia detrás de esto, con la buena dormida disminuye la inflamación crónica, aumenta la tolerancia al dolor, disminuye desde luego la fatiga, aumenta el sistema inmunológico, hace enflacar curiosamente, disminuye el peso, reduce la necesidad de consumir alimentos y productos estimulantes como el café, entre otros múltiples beneficios, mejora la memoria, mejora la resistencia a infecciones, etc.

 

Y ya hablando un poco más científicamente, vemos que el dormir bien hace que en la noche produzcamos una hormona, sustancia, antioxidante que se llama melatonina, la cual es muy importante para provocarnos un sueño profundo y reparador, que sea una dormida que realmente nos repare y nos restaure de todos los daños provocados durante el día. Para que se produzca adecuadamente la melatonina, debe tener ciertas características o uno tiene que estar en condiciones adecuadas; no debe haber nada de luz alrededor. Eso de dormirse tarde con un celular, pantalla, luz, televisión, despertador, no ayuda. Hace que no produzcamos la melatonina adecuadamente, y si no la producimos, vamos a no tener un sueño reparador.

 

Aparte, la melatonina se suele liberar normalmente por el ritmo circadiano del cuerpo alrededor de las 10 de la noche, entonces si solemos dormirnos después de esa hora no se va a poder producir buena cantidad de melatonina; si solemos dormir con una pantalla a lado, con algo de luz (sobre todo blanca) brillante, no vamos a dormir adecuadamente porque no vamos a producir la cantidad de melatonina, debemos seguir un poco el ritmo circadiano del cuerpo, o sea, el cuerpo está diseñado para dormir cuando hay oscuridad y levantarse cuando hay luz, así funciona el cuerpo naturalmente.

 

Si bien, en el mundo moderno es difícil llevar a cabo este tipo de recomendaciones, hay que procurar lo más cercano que se pueda, en especial si hay una enfermedad crónica como la endometriosis, una inflamación crónica, un desgaste físico, emocional, crónico por la misma endometriosis, se lo debemos al cuerpo, y si es algo que podemos controlar hagámoslo. A lo mejor no podemos controlar la endometriosis mucho, pero si podemos controlar de qué manera vamos a enfrentarla, entonces dormir temprano a las 10 de la noche, o alrededor de esa hora, que esté todo apagado, quiten focos, lámparas, relojes, foquitos, que no entre luz por las cortinas, para que entre más oscuro esté mejor la producción de melatonina.

 

Hay más de 20 estudios muy serios que la melatonina disminuye fuertemente el riesgo de cáncer de mama, disminuye el riesgo de cualquier cáncer hormono-dependiente, o sea, que depende de hormonas; la endometriosis depende de hormonas, si bien faltan estudios para avalar la relación más directa entre melatonina y endometriosis, no hace falta ser muy inteligente para darnos cuenta que definitivamente nos tiene que ayudar también a combatir la endometriosis. Aparte, dormir bien y temprano nos eleva la melatonina y nos mejora muchísimo el sistema inmunológico. También sabemos de la importancia del sistema inmunológico para combatir la misma endometriosis.

 

Entonces, por favor procuren dormir bien, descansar bien, si todas las mañanas se levantan con la sensación de no descansar a pesar de que hayan dormido una buena cantidad de horas, piénsenlo dos veces. Algo no estamos haciendo bien, no estamos haciendo las cosas correctamente, hay que dormir temprano, seguir los patrones naturales, y si es necesario tomar melatonina, pues tomarla por la noche, pero nada va a igualar a las leyes naturales del cuerpo. Hagan un poquito de caso en esto si tienen una costumbre de desvelarse mucho, pues cada día, cada semana más bien, empiecen a dormirse 15 minutos más temprano gradualmente hasta hacer que la dormida sea a las 10 de la noche.

 

Yo les aseguro que, si tuvieran la oportunidad de alguna u otra manera de poder dormir bien a lo largo de todo un mes completo, durmiendo bien, un sueño profundo reparador, que se levanten descansados, les aseguro que su tolerancia al dolor va a ser mucho mayor; su capacidad resolutiva para con el dolor, el estar más lúcida durante el día, eso va a aumentar muchísimo, y pues en si la inflamación también disminuye a medida que tenemos un sueño reparador.

 

Entonces, por favor, es uno de los consejos más importantes que les puedo dar a las mujeres con endometriosis. Enfóquense en dormir bien, platíquenselo a su médico, coméntenle los problemas que tienen con la dormida y de alguna manera tenemos que ayudar. A veces tendremos que recurrir algún medicamento si es muy necesario, pero si no seguir los procesos naturales, un baño calientito en la noche, no cenar muy tarde o muy pesado, y no cenar o tomar nada de cafeína durante la noche, porque eso no nos va a ayudar.

 

Tip 4 – Minimizar situaciones de estrés

 

Esto puede sonar bastante lógico y de sentido común. Se sabe que el estrés de antemano afecta muchas cosas en nuestra vida, en nuestro estado de salud, pero en mujeres con endometriosis en particular, si quisiera recalcar algunas detalles, suele tener una carga de estrés muy fuerte en el cuerpo, y cuando digo estrés, no me refiero nada más al estrés emocional de estar preocupada por algo, es todo el estrés interno que implica tener en muchas ocasiones un estado inflamatorio crónico, tener quistes, adherencias, inflamación, dolor, efectos secundarios de medicamentos, etc. Tener un dolor crónico implica para el cuerpo un estrés crónico que desgasta mucho al cuerpo, al sistema inmunológico y a las hormonas. La materia prima para producir las hormonas del estrés, para defendernos del estrés, pues también es la misma materia prima para producir las hormonas normales de un ciclo menstrual, un ciclo hormonal de mujer.

 

Entonces cuando hay mucho estrés, pues se consume mucho la materia prima en esas hormonas y también “pagan los platos rotos” las hormonas del ciclo hormonal normal de una mujer. Entonces el estrés afecta muy profundamente a nivel hormonal y a nivel inmunológico. Una mujer con endometriosis sí debe cuidar mucho no tener estresores adicionales. Por sí misma, la enfermedad es estresante para el cuerpo, y si encima le agregamos a sus condiciones mencionados anteriormente relacionadas con endometriosis como es el colon irritable, los problemas inflamatorios de la vejiga, los problemas de infecciones, si hubiera fatiga, fibriomialgia, etc.

 

Pues si pudiéramos medir la carga en unidades de estresores, día a día es muy elevada; si eso no lo podemos controlar porque es algo que ya está intrínseco en el cuerpo, luchamos por combatirlo, pero ya está intrínseco, pero no lo podemos controlar. Entonces, por lo menos lo que esté de nuestra parte, lo podamos controlar, minimizarlo.

 

A lo que me refiero es que si tenemos todo este cuadro clínico de estresores crónicos, dolor, inflamación, malestar, efectos secundarios de medicamentos, etc., pues lo que podamos controlar en nuestra vida, sí hacerlo diferente. Si tenemos que hacer un poco de ejercicio, dormir mejor, no buscar situaciones de estrés adicionales. No podemos estar malpasándonos, desvelándonos, haciendo ejercicio de más, comiendo mal, acudiendo a reuniones o situaciones familiares que nos estresen demasiado (relaciones tóxicas). Por ejemplo, para pacientes que viven con un estrés muy crónico, si viven con ese estrés muy crónico día a día, pues en el tiempo libre no se vayan a ver una película de miedo o algo que les estrese. Es un ejemplo muy vago pero muy real. Si tenemos poco tiempo libre en nuestras vidas, pues intentemos hacer algo que no nos provoque estrés; si ir a casa de un amigo, un familiar, siempre que vamos nos provoca mucho estrés, pues minimicémoslo, o no lo hagamos, y cualquier situación que nos genere estrés fuerte, y cada quien conocerá mejor que nadie qué provoca mucho estrés, minimizarlo; si es cero, mejor. Esto realmente va a cambiar mucho la perspectiva de vida, la energía, como nos sintamos día a día, y ¿por qué no hablar de las vacaciones? Tener momentos y ratos libres, vacaciones, sobre mesa en casa, que pocas veces tenemos, son algunos ejemplos que nos van a ayudar a minimizar el estrés, si ya de por sí el estrés es muy fuerte por todo lo que implica la enfermedad, y las mujeres que lo padecen saben a qué me refiero, pero si de verdad, luchen, busquen no agregarle estresores adiciones a su vida. 

 

Tip 5 – Tener hobbies y situaciones agradables

 

Este tip va en mucha relación con el anterior. Va en base a la búsqueda de disminuir situaciones que nos agreden al cuerpo, física y mentalmente. El tener un hobby, el tener situaciones agradables hace que ya de por sí el estrés fuerte que el cuerpo tiene padeciendo la enfermedad, por lo menos que se pueda canalizar, que podamos remediar, que podamos combatir un poco eso con la manera más sencilla.

 

Si les gusta pasear en el parque, pintar escuchar música, salir con su pareja, ir a cenar, los fines de semana, intenten hacerlo más seguido. Las situaciones agradables, el tener hobbies que les agrade hacer les va a ayudar mucho a contrarrestar todos los efectos negativos de la enfermedad.

 

Como se mencionó previamente, a veces, la gente que tiene esta enfermedad ya no lo puede evitar. Todo el mundo hacemos lo posible para minimizar los efectos, pero ya intrínsecamente, se lleva mucho dolor, inflamación, desgaste físico y emocional, doctores, medicamentos, cirugías. Sí tenemos que contrarrestar este tipo de situaciones con hobbies, hagamos más cosas que nos hagan sentir bien, y de esta manera, la vida va a ser un poco más sobrellevadera.

 

Tip 6 – Buscar gente afín y grupos de apoyo

 

De verdad es bien importante que mujeres con endometriosis busquen gente que padezcan la misma enfermedad. Que entre ustedes se compartan experiencias, tips que les hayan ayudado, información que vaya cada una adquiriendo por su cuenta para ayudarse mutuamente.

 

A veces es mejor buscar gente que haya padecido, aunque no sean familiares porque son gente que lo ha sufrido y nada más esa gente sabe lo que implica, lo que han estado acarreando de muchos años atrás por diagnósticos mal hechos, tratamientos mal empleados, y esto les podrá servir mucho a las mujeres con endometriosis, sobre todo a las recién diagnosticadas. Pero mucho cuidado con estar en grupos donde todo es negativo, donde es pura tragedia o puros comentarios que destruyen en vez de construir. Hemos tenido muchas pacientes que entran a foros o grupos de endometriosis y se salen “corriendo” por todos los comentarios trágicos que leen. Desde luego que sí hay casos muy lamentables, pero de lo que se trata es colaborar, aportar recomendaciones e información que ayude a mejorar esta situación de vida. 

 

El tener un grupo de apoyo, formar uno en sociedades o asociaciones que hay en muchas partes del mundo realmente históricamente ha ayudado a las mujeres a sobrellevar mejor la enfermedad, a poder colaborar, a aportar su testimonio. Muchas mujeres con endometriosis conocen la enfermedad gracias a testimonios que han dado mujeres que padecen endometriosis.

 

Desafortunadamente, no ha sido a veces por doctores o por información que nosotros deberíamos estar dando. Entonces, el formar grupos de apoyo y sociedades ayuda muchísimo a combatirla de mejor manera todos juntos, a hacer un poquito más de conciencia general en la población.

 

En ocasiones, inclusive, yo veo a pacientes que han tenido mucha dificultad con sus familiares, parejas, etc. porque ni siquiera ellos mismos terminan entendiendo la enfermedad. Entonces, en grupos de apoyo van adquiriendo fuerza para hacerle saber al mundo que existe esta enfermedad, lo frecuente que es, lo que implica el desgaste que puede llegar a tener, y de esta manera, hacer más fuerza y de ahí, más difusión de la enfermedad.

 

Tip 7 – Buscar ayudar a gente con el mismo problema. El ayudar sensibiliza aún más

 

El ayudar definitivamente siempre va a sensibilizar mucho más y al mismo tiempo nos va a dar mucha más fuerza, energía, ánimo, para no desistir y no decaer porque no se darán ese “lujo” porque tendrán que ayudar y ayudar a otras mujeres en la misma situación. Les dará ganas de seguir haciendo las cosas al ver que no son las únicas que están sufriendo el problema, que hay otras, pues van a querer ayudar y no van a querer que otras personas pasen por lo mismo que ustedes probablemente han pasado.

 

Entonces busquen gente con el mismo problema, platíquenle sus experiencias, lo que han hecho que ha funcionado, lo que no ha funcionado, sus experiencias en cómo llegaron al diagnóstico, cómo tuvieron que ser persistentes para llegar al diagnóstico, qué medicamentos han tomado y cómo les han caído, qué alimentos combinaron, todo lo de su experiencia de vida con respecto a la endometriosis lo tienen que platicar a gente con el mismo problema. Busquen ayudar a la gente, métanse en comunidades, asociaciones, grupos, participen, den su testimonio.

 

De verdad, la gente que históricamente ha manifestado su testimonio y lo ha hecho públicamente de verdad sale mucho mejor adelante en cuanto al ánimo, las fuerzas, la energía, las ganas de seguir luchando contra la enfermedad, entonces busquen ayudar a la gente que sea sensible a eso. Hagan lo que ustedes hubieran querido que alguien hiciera por ustedes.

 

Tip 8 – Ser muy persistentes en el diagnóstico

 

El retraso en el diagnóstico es bastante largo hasta más de 9 años para dar uno de endometriosis y muchas veces esto pasa porque tienen un dolor, una molestia que ustedes sienten y saben que no está bien, que no es normal, sin embargo, van con una persona y les dice que es normal, que es parte del proceso, que a todas las mujeres les pasa, etc. Eso hace que no tenga un diagnóstico, que ya lo sigan viendo como que es algo normal.

 

Entonces tienen que ser muy persistentes si van con un doctor y ustedes tienen un dolor que se les hace fuera de proporción, atípico. Continúen insistiendo y explorando con el doctor o con otro hasta que alguien llegue con diagnóstico. Un dolor, molestia o situación en el cuerpo que las hace incapacitarse, no sentirse bien, tener que tomar medicamentos para dolor para poder sobrellevar el día no es normal y si algo de esto se les esté ocurriendo, sean muy persistentes y tercas en que les den un diagnóstico. Busquen una u otra alternativa, aunque a veces pudiera ser un poco tedioso esto, pero pues es su salud, y tienen que encontrar a alguien que las escuche y escuche su cuerpo.

 

Tip 9 – Escuchar al cuerpo

 

Si algo he aprendido en estos años viendo a pacientes con endometriosis es que ellas conocen mejor que nadie lo que el cuerpo les está diciendo. Inclusive,  muchas veces ellas mismas que tienen síntomas (que no son normales, que son atípicos, que va fuera de lo habitual de lo que todo el mundo dice), saben mejor que nadie cuando la endometriosis está volviendo, en caso que ya se las hayan diagnosticado. Entonces hay que escuchar al cuerpo y hacer ver al doctor que ustedes sienten que algo no está normal, algo no está bien. Aquí está parte de la clave de que le den un diagnóstico pronto y no pasen mucho tiempo sin un diagnóstico o lidiando con los mitos de lo que tienen es normal. Atrévanse a decirle a su doctor que no son normales los síntomas y que quieren un diagnóstico real. Y que no les digan que todo está en la cabeza. 

 

Es muy importante escuchar al cuerpo y saber qué nos está queriendo decir, la paciente sabe que algo no está bien, que algo pasa en el cuerpo. Por eso acude al médico. Inclusive, por ejemplo, yo lo veo mucho en adolescentes, en jovencitas. Para que una joven adolescente quiera ir al médico o le pida a un familiar que la lleven con el ginecólogo en particular no es nada fácil, nada sencillo, de hecho, les da mucha pena y a veces no quieren ir. Si lo están pidiendo, es porque algo está pasando que no están viendo bien, así que por favor escuchen particularmente a este grupo de personas, las muy jóvenes que le piden a su mamá que la lleven al médico, algo tienen. Por favor, es muy importante escuchar esta parte.

 

También por otro lado, se debe escuchar al cuerpo en diferentes formas. Por ejemplo, si el cuerpo pide a cada rato o hay mucho antojo por comer azúcares, carbohidratos y hay mucho “craving” o antojo fuerte, por andar comiendo carbohidratos, pues también algo está queriendo decir, a lo mejor en ese paciente vale mucho la pena hacer un estudio un poquito más profundo sobre los carbohidratos, sobre la insulina, sobre su tolerancia o capacidad de procesar los carbohidratos. O si en la mañana, a pesar de haber dormido un buen número de horas se levantan cansadas, fatigadas, como si no hubieran dormido, pues también algo está pasando.

 

Probablemente haya un nivel de estrés muy elevado y el cuerpo no esté recuperándose adecuadamente o no está habiendo un sueño muy reparador suficiente para por lo menos, restaurarnos o repararnos de los daños sufridos durante el día, y así con un montón de síntomas, como del intestino, inflamación, colitis, gases, mala digestión, energía durante el día, debilidad, estado de ánimo, todos estos son síntomas que debemos escuchar.

 

A veces nos acostumbramos a algunos síntomas, a decir “es que yo ahora ya me canso más, ya estoy más fatigada, ya no aguanto más, ya me enfermo más fácilmente”, y en vez de decir “No, espérame, yo no era así antes, antes era diferente, estaba en otra condición, aguantaba más”. Ahora nos acostumbramos a sentirnos mal y ya nos quedamos así. No es lo correcto. Hay que buscar qué es lo que está pasando, en qué momentos empezaron los síntomas a aparecer, en qué momento empezamos a sentirnos no tan bien, entonces el cuerpo generalmente es muy sabio y algo nos está queriendo decir.

 

Entonces por favor escuchen mucho a su cuerpo, ya sea con temas relacionados con la endometriosis específicamente o con temas adicionales, pero no dejen escucharlo. Insístanle al médico que les diagnostique y que les escuche sus síntomas por favor, para que no pase más tiempo y cada vez se va haciendo la bolita de nieve más y más grande hasta que ya llegue un punto en que puede ser un poco más difícil revertir los síntomas, la condición o la enfermedad.

 

Tip 10 – Tomar suplementos específicos según su situación

 

A lo largo de estos 20 años que he estado viendo a mujeres con endometriosis adicional a los tratamientos convencionales, cirugía, hormonas, inyecciones, etc., me he dado cuenta de que los suplementos juegan un papel muy importante en tratar los síntomas, las condiciones relacionadas, aminorar las molestias, sobrellevar mejor la enfermedad. Dentro de los suplementos hay muchos que pudiera mencionar que, a lo largo de estos años, he visto que tienen una utilidad muy específica según cada caso. No pudiera hablar de todo, es muy difícil y me tardaría muchísimo, pero sí hablaría a lo mejor de los más importantes.

 

De los que yo más comúnmente haya visto que funcionan mejor, que más he utilizado con mejor respuesta, y dentro de estos está la vitamina D.

 

En primer lugar, es sumamente frecuente que haya una deficiencia en las mujeres con endometriosis, aproximadamente entre el 70 y 90% de mujeres con endometriosis están bajas en vitamina D, la cual es muy importante para muchísimas cosas interminables, actúa en cada órgano en el cuerpo, pero específicamente en mujeres con endometriosis ayuda mucho a elevar o mejorar el sistema inmunológico, que es sumamente importante para poder sobrellevar la condición de endometriosis.

 

En segundo término, está el magnesio en 90% de la población general de manera deficiente. Es un mineral sumamente importante que participa aproximadamente 400 reacciones bioquímicas vitales del cuerpo. El magnesio específicamente puede ayudar a relajar músculos, es un analgésico natural, ayuda a procesar mejor el azúcar, a controlar los niveles de glucosa, a ir al baño, a bajar un poco el estreñimiento en mujeres, a relajar mucho el sistema nervioso a un punto que disminuye mucho el estrés, y en la noche ayuda mucho a dormir. Entre estas funciones y otras más pero no menos importantes son de gran utilidad para mujeres con endometriosis.

 

El otro suplemento es la cúrcuma, la cual cada vez se ha venido a saber más información sobre ella. Hoy en día muchos artículos que relacionan a la cúrcuma como beneficio para mujeres con endometriosis en la cuestión antiinflamatoria, en la cuestión de disminuir el crecimiento de los tumores (por llamarlos de una manera) de endometriosis, en disminuir los niveles de estrógeno local en las lesiones de endometriosis, que es la hormona que alimenta la endometriosis. Inhibe la angiogénesis (proliferación de vasos sanguíneos) en las lesiones de endometriosis. 

 

Por otro lado, el complejo B, todas las vitaminas del grupo B, son sumamente importantes para ayudarle al cuerpo a procesar las hormonas dentro del hígado, y mujeres que han estado sometidas a tratamientos largos para la endometriosis generalmente incluyen hormonas que disminuyen o depletan al cuerpo de muchas vitaminas, particularmente el complejo B y todas vitaminas. Cada una en particular tiene una función específica y muchas funciones dentro del cuerpo que van a ayudar directa o indirectamente a mujeres con endometriosis también.

 

El aceite de cannabidiol o CBD ha adquirido mucha popularidad en el manejo de muchas enfermedades crónico-degenerativas y enfermedades inflamatorias y dolorosas. Particularmente, con la endometriosis está tomando cada vez más popularidad. El CBD puede ser de mucha ayuda para tratar varios aspectos de la endometriosis. Puede ayudar al dolor, a la inflamación, a la progresión de la enfermedad, a evitar desarrollo de nuevos implantes, a relajar el sistema nervioso, ayudar a dormir, mejorar el sistema inmunológico, entre otros beneficios. Es importante de inicio utilizar preparados con puro CBD, sin THC, que es el componente psicoactivo del cannabis. 

 

Otro de los suplementos que considero sumamente importante es el probiótico. Dar probióticos todas las mañanas ayuda muchísimo a mejorar la salud digestiva, a disminuir alergias, inflamación, los problemas de intestino relacionados con la endometriosis (colon irritable, intolerancias alimenticias, inflamación, mala digestión, reflujo, gastritis). Estos probióticos si bien son más específicos para cuestiones intestinales, pues prácticamente, la gran mayoría de las mujeres con endometriosis tienen algún problema intestinal, y en lo particular, es uno de mis suplementos favoritos. Si yo le pudiera dar probióticos a toda la población abierta en general, estoy seguro de que serían mucho más sanos, y así hay más suplementos que se pudieran llegar a recomendar, según cada condición específica, por ponerles otro ejemplo.

 

El zinc es otro de los suplementos que pueden ayudar mucho, ya que es un potente regulador del sistema inmunológico y anti-inflamatorio. Existen estudios que han propuesto que la deficiencia de zinc desempeña un papel en el desarrollo de endometriosis. Puede aparte reparar la permeabilidad intestinal (problema frecuente), mejorando con esto la respuesta inmunológica. Además es anti-inflamatorio y disminuye el dolor.

 

El omega 3 tiene múltiples beneficios para la salud. Es recomendado para muchas enfermedades de muchos tipos debido a su amplio margen de funcionamiento en el cuerpo. El omega 3 es un precursor de prostaglandinas anti-inflamatorias y esto ayuda a que el mismo cuerpo puede tener función anti-inflamatoria. Lo que provoca el dolor el mujeres con endometriosis, entre otras cosas, es la producción de prostaglandinas inflamatorias. Necesitamos contrarrestar esto con sustancias anti-inflamatorias (omega-3). Los beneficios son mucho mayores aparte de los antes mencionados, pero pudiéramos decir que es uno de los principales beneficios.  

 

Otros suplementos como la berberina, el resveratrol, la N-acetilcisteína (NAC), el selenio y la progesterona micronizada, han demostrado ser de gran ayuda para el control de la endmetriosis y su inflamación y dolor.  

 

Es muy común que mujeres con endometriosis tengan problemas en el metabolismo de los carbohidratos y cómo los procesan. Muchas de estas mujeres padecen dentro de esta alteración de carbohidratos  hipoglucemia, que quiere decir que se les baja mucho el azúcar en la sangre. Esto genera un estrés muy fuerte para el cuerpo, mucha inflamación crónica que no nos damos cuenta cómo va ocurriendo, como que “detrás de cámaras” va inflamando el cuerpo, y esto hace que el cuerpo se estrese mucho, padezca más inflamación, y esto no ayuda definitivamente con la endometriosis, porque ya de por sí, mujeres con endometriosis viven con una inflamación crónica. Para esto, recomiendo mucho el picolinato de cromo. No es para todo el mundo, sí hay que hacer la prueba específica antes para saber que realmente tiene hipoglucemia para recomendar el cromo.

 

Todos estos suplementos deberán ser cuidadosamente supervisados por el médico que las esté viendo, pero en mi experiencia, he visto que si yo le doy estos suplementos que mencioné prácticamente a todas las mujeres, se van a sentir mejor, y ya será o deberá ser algo muy individualizado según cada paciente. Cuál suplemento adicional quito, cuál pongo, cuál modifico. Hay muchos más que pudiera mencionar, pero estos son los que yo considero más importantes. Me costó hacer una selección así, intentar dar los menos que se pudieran y me quedé con estos que mencioné, pero créanme que hay muchos más que pudieran llegar a ayudar.

 

No hay ningún suplemento que yo diga cura la endometriosis, que no se queden con esa idea. Puede ayudar a sobrellevar mejor la enfermedad, a disminuir la inflamación, a mejorar la calidad de vida, a disminuir condiciones relacionadas con endometriosis, pero ninguno en particular la quita. Todo esto deberá de ser adicionalmente recomendado junto con los otros tips mencionados antes para tener mayor posibilidad de éxito.

 

Este escrito está hecho con la intención de ayudar a mujeres con endometriosis nada más, no hay ninguna otra intensión más que esta, espero que mujeres que hayan tenido experiencia tomando algunos suplementos, favor de compartirlos. Finalmente se trata de ayudar todos en conjunto a mujeres que están teniendo este padecimiento y muchas de ellas no saben para donde voltear para encontrar una mejoría.

 

Por favor compartan sus experiencias. Finalmente, esto se ha ido basando en experiencia de cada uno. Yo les hablo de una experiencia a lo largo de 20 años. Obviamente habrá otros doctores, otros organismos, sociedades que podrán tener experiencias diferentes. Lo importante es todos compartir, todos intentar apoyar, intentar poner nuestro granito de arena para mejorar la calidad de vida de las mujeres con endometriosis.

 

Tip 11 – Cuida mucho tu digestión

 

La salud intestinal para mí está al mismo nivel que hacer ejercicio, que regular el estrés, que comer bien, que dormir bien. Estos cuatro elementos, junto con la salud intestinal, para mí son de los más importantes si queremos tener una salud integral, si queremos tener menos dolor, menos inflamación, mejor tolerancia al dolor, etc.

 

Y a la salud intestinal sí le doy una importancia muy grande porque, por ejemplo, si ustedes cotidianamente se ponen a preguntarle a la gente si lo pudiéramos hacer, si no fuera imprudente hacerlo preguntarle a la gente común y corriente “¿Cómo es tu salud digestiva? ¿Cómo vas al baño? ¿Cómo es tu salud intestinal?” Pudiéramos encontrar respuestas como “sí voy al baño muy bien, sí vivo desinflamada, no batallo con la digestión”. Generalmente este tipo de respuesta indicarían cuerpos más sanos, mentes más limpias, sanas y lúcidas, son gente que duerme mejor, que está de mejor humor y esto tiene una razón de ser porque en el intestino se absorben, digieren y procesan los alimentos, entonces realmente somos lo que comemos, pero más allá de eso, somos lo que comemos, absorbemos y digerimos. Todo alimento pasa por el intestino. Se tiene que procesar, digerir y lo absorbemos para poder o no aprovechar.

 

En cambio, si la respuesta a la pregunta anterior fuera distinta, seguramente encontraríamos estados de salud más deteriorados, mentes no tan lúcidas, menos energía, más depresión, más dolor. Recuerden la conexión intestino-cerebro, que es muy importante. En el intestino se encuentra el segundo cerebro. Un intestino enfermo invariablemente nos dará un estado de salud malo. No es la regla, pero si alguien tienen mala salud digestiva, más inflamación, colitis, etc. suelen estar más enfermas y suelen tener menos energía y menos capacidad de recuperación. Igualmente, si tenemos un intestino crónicamente inflamado, los medicamentos que tomemos pudiera ser que no los absorbamos adecuadamente, que no los procesemos bien y que no nos van a funcionar igual. 

 

Aunque pareciera raro, hay una hormona o sustancia que se llama serotonina, la cual se produce por el cuerpo y nos hace sentir bien, de buen humor, con ánimos, con energía. Esta serotonina se produce 90% en el intestino. Imagínense que tenemos una buena salud intestinal con la que producimos buena cantidad de serotonina, y si producimos buena cantidad de serotonina vamos a estar mucho mejor, de mejor humor, más animados en todo aspecto; de hecho, la mayor parte de los medicamentos antidepresivos están enfocados a elevar los niveles de serotonina. Podemos no tomar medicamentos antidepresivos si realmente nos proponemos a corregir y mejorar la salud intestinal.

 

Igualmente, el no tener una salud intestinal, tener una enfermedad, colitis, colon irritable, inflamación en general, mala digestión nos va a hacer sentir al revés, mal, tumbados, caídos, de mal humor, cansados, fatigados, en general más apagados, y hay mucha relación como ya lo he mencionado en otras ocasiones de algunos padecimientos intestinales con la endometriosis, en particular, es más común el síndrome del colon irritable; es el hermano gemelo de la endometriosis, muchas mujeres con endometriosis al mismo tiempo este síndrome, el cual es una causa muy frecuente de dolor, y como el intestino también responde a las hormonas del ciclo menstrual normal o las hormonas en general, pues va a actuar más durante las fases del ciclo en el que hay más cambio hormonal. Por ejemplo, durante la ovulación y menstruación, muchas mujeres tienen dolores muy fuertes relacionados con estos dos periodos, o bien, durante la menstruación, y pensamos o se lo atribuimos todo, que puede ser origen del útero y ovarios o trompas o algo de endometriosis, pero muchas veces es el intestino el que está respondiendo con mucha más irritabilidad a los cambios hormonales y es la causa importante del dolor. Esto créanme, lo he visto miles de veces, entonces sí es muy importante tomar esto en cuenta, darle mucha relevancia e importancia al intestino.

 

Igualmente, mujeres con endometriosis que han tenido ya muchas cirugías seguramente tendrán algo de adherencias intestinales o en los órganos pélvicos; si hay muchas adherencias en los intestinos y encima, están inflamados, pues obviamente van a doler mucho más las adherencias.

 

Otro comentario importante que hay que tomar en cuenta es que, si padecen otro problema intestinal, por ejemplo, estreñimiento, que no es nada raro en la población general. El estreñimiento crónico también es prácticamente un boleto de entrada a enfermedad, a patología, a sentirnos mal; cualquier persona que tenga un estreñimiento crónico generalmente termina sintiéndose mal a nivel general. No debería de haber estreñimiento, debemos buscar que no la haya, una persona con estreñimiento está reabsorbiendo todo lo que está destinado a eliminarse, todos los tóxicos, el material de desecho que estaba destinado a eliminarse inmediatamente o en las siguientes horas se está reabsorbiendo. Entonces digamos que nos estamos autointoxicando.

 

Entonces mucha cultura, por favor, de evitar el estreñimiento, y bueno, recomendaciones para esto, bueno, ya cada médico le dirá cómo ir corrigiendo las cuestiones del intestino. Yo no puedo hablar por cada uno de ustedes específicamente qué es lo que deben de tomar, mejor esto, que cada quien que las esté viendo. Pero en general buscar una buena salud digestiva con una dieta antiinflamatoria, evitando alimentos que ya sabemos históricamente que tienden a ser inflamatorios (todos los irritantes, café, chocolate, refrescos de cola, comidas muy condimentadas, el gluten), si bien, no todo el mundo aplica para esto, pero es muy frecuente que el gluten provoque problemas inflamatorios crónicos en el intestino. Igualmente la leche de vaca, por mencionar las dos más comunes, y ya más abajo la soya, puede ser el huevo en algunos casos, el maíz más raramente, y bueno, ya cada quien individualmente se podrá dar cuenta con exámenes que se pudieran hacer eventualmente de intolerancias de alergias alimentarias.

 

Espero que estas recomendaciones les ayuden. Por favor sí insistan mucho en que si alguna de ustedes tiene algún problema intestinal que llamen gastritis, colitis, reflujo, mala digestión, inflamación, gases, que no procesa bien los alimentos, intolerancias alimentarias, por favor, revísense y créanme, si le dan seriedad a esto del intestino, si realmente se enfocan en cuidar su intestino, créanme que van a estar mucho mejor y vamos a poner un ejemplo, un reto. Vamos por un mes completo a intentar mejorar la salud intestinal, de mil maneras se puede hacer esto, según cada caso en particular. Y a la vuelta de un mes, yo les aseguro que se van a sentir infinitamente mejor en muchos aspectos de su salud.

 

Así es que por favor, ojala y puedan hacer algo al respecto, mujeres con endometriosis que adicionalmente tienen inflamación crónica, pues no queremos tener una inflamación adicional, no queremos tener un agravante más al dolor y al malestar general, y sí ocupamos que haya sustancias que hagan sentir mejor, como en este caso, la serotonina, y para esto, es clave una buena salud intestinal.

 

Tip 12 – Evitar azúcares, gluten, lácteos, soya, alcohol, café, alimentos procesados, etc.

 

Suena muy fuerte esto, pues es prácticamente la base de la dieta de mucha gente, y la tenemos al alcance en cualquier reunión, fiesta, cena familiar, etc. Entonces se torna un poco difícil, pero no es menos difícil que la enfermedad. La endometriosis, como bien se sabe, puede afectar en muchos niveles y hay algunas mujeres que, a pesar de hacer los tratamientos convencionales típicos no logran mejorar como ellas quisieran, y hoy les voy a hablar un poquito de mi experiencia en ese tipo de regímenes de dieta.

 

Ya hemos hablado anteriormente de la importancia de la nutrición en mujeres con endometriosis, pero esto ya es un poquito más enfocado a eliminar algunos ingredientes de la dieta y todo es en base a una experiencia de muchos años de estar viendo a muchas mujeres con endometriosis que se han visto beneficiadas quitando de la dieta este tipo de alimentos.

 

El eliminar estos alimentos no quiere decir un 100% en todas las mujeres. Será algo que se tenga que hacer de manera individualizada para que no sea difícil, o sea, tendremos que evaluar paciente a paciente, y será una labor muy importante de los nutriólogos en establecer quién es candidata y quién no, y a veces es una cuestión de prueba y error. No podré mencionar todas las características o los posibles daños que pueden hacer cada uno de estos ingredientes porque no terminaría el escrito nunca. Mencionaré un poquito de generalidades en mujeres con endometriosis y lo que yo he visto.

 

El gluten es uno de los ingredientes al que yo le doy más importancia y que yo procuraré fomentar irlo eliminando de la dieta. De verdad he visto un sinnúmero de mujeres con endometriosis que al haber dejado el gluten a veces tan pronto como a la semana ya empiezan a ver resultados increíbles, y entre más tiempo vaya pasando pues obviamente esto va mejorando más y más. Y hay estudios afortunadamente ya publicados en revistas prestigiadas que mencionan que aproximadamente el 70% de las mujeres con endometriosis que tienen una dieta libre de gluten están libre de dolor.

 

Es increíble el estudio y la magnitud que pudiera tener nada más un ingrediente. Entonces sí insisto mucho en dejar el gluten y es difícil, porque muchos alimentos lo tienen escondidos, como aderezos, condimentos, muchos ingredientes conservadores, entonces es una cosa que se tendrá que ir aprendiendo con el tiempo, pero tenemos que empezar a hacer ese paso inicial, irlo dejando. Asesórense con un nutriólogo que tengan de confianza y que les vaya ayudando a sobrellevar una dieta así libre de gluten, que es muy inflamatorio para el intestino.

 

Hay una relación estrecha entre la endometriosis y la enfermedad celíaca, que es una intolerancia muy importante y severa de gluten, quiere decir que es más frecuente la enfermedad celíaca en mujeres con endometriosis comparado con la población general. 

 

Tengo muchos detalles más del gluten que yo les pudiera mencionar. Nada más les digo que si pueden intentarlo, háganlo. Inténtenlo, y de verdad que la inflamación va a ser mucho menor y se van a sorprender muchísimo al ver los resultados y no afectamos en lo absoluto. Es nada más eliminar un ingrediente de la dieta y nada perdemos en hacer la prueba.

 

Igualmente puedo mencionar cosas similares de la leche de vaca. Los lácteos son un tema muy fuerte y difícil porque pues prácticamente tenemos históricamente una cultura muy fuerte de consumir leche y nos dicen que es sana, que el calcio, los minerales, etc. Pero hoy en día por cómo está procesada, cómo está inyectada llena de factores de crecimiento, de disruptores hormonales, pesticidas, hormonas, antibióticos, entonces todo eso lo estamos ingiriendo. Entonces internamente en el cuerpo nos está trastornando de muchas maneras para la endometriosis y para el sistema inmunológico. Parte que la proteína de la leche de vaca, la caseína, suele ser muy inflamatoria y alergénica. 

 

La gente que es intolerante a los lácteos es un tema muy diferente, pero pues también podemos incluirlo. La gente que es intolerante a la lactosa va a vivir inflamada (si consume lácteos), con mala absorción y mala digestión de los alimentos. Vivir con una inflamación crónica interna que no es buena para las mujeres con endometriosis.

 

El alcohol tampoco es adecuado, porque entre muchas otras cosas, el alcohol eleva los niveles de estrógeno, una hormona que estimula la endometriosis. El alcohol es azúcar, el azúcar eleva la insulina, la insulina traerá otras consecuencias en mujeres con endometriosis también, entonces el alcohol también hay que reducirlo lo más que se pueda.

 

El café o la cafeína también es un elemento importante para considerar irlo dejando, eliminándolo lo más que se pueda. La cafeína también eleva los niveles de estrógeno, que también sabemos sus consecuencias. Aparte, el café tiene una sustancia que se llama tiramina. La tiramina es un aminoácido que dentro del cuerpo excita mucho ciertas áreas del sistema nervioso, particularmente, del sistema nervioso intestinal. Y en mujeres con endometriosis y colon irritable que consuman la tiramina es muy contraproducente. No deberían de consumir la tiramina porque excita, estimula mucho el colon irritable, duplica la irritabilidad. Entonces si padecen un colon irritable pues no será algo bueno de consumir.

 

La soya siempre ha sido muy polémica porque siempre nos han dicho que la soya es un ingrediente bueno, muchas dietas vegetarianas están fundamentadas en gran parte en una dieta rica en soya. Pero como ha sido genéticamente modificada por los ingredientes que puede tener la soya, la cantidad de pesticidas y plaguicidas que tiene hoy en día la soya, también fungen como disruptores hormonales, que es un tema sumamente interesante en endometriosis. El tema de los disruptores hormonales es un tema aparte, ajeno a este escrito, pero muy interesante a tomarlos en cuenta. 

 

El otro alimento es la carne roja. También hay estudios que revelan que el consumo de carne roja aumenta notablemente la incidencia de endometriosis, y tiene un mecanismo largo de explicar, pero la carne roja en si suele producir una sustancia inflamatoria en el cuerpo llamada prostaglandina, derivada del ácido araquidónico. Las prostaglandinas generan inflamación y dolor; prácticamente son las que provocan el cólico menstrual típico. La materia prima para producir estas prostaglandinas inflamatorias es el ácido araquidónico, que se produce al ingerir carne roja. Aparte, las carnes rojas típicas no orgánicas están infestadas de hormonas, factores de crecimiento, antibióticos, etc. 

 

Y por último, y no menos importante, evitar los azúcares refinados, el azúcar en general. El azúcar acidifica el pH, es inflamatoria, es adictiva, actúa casi como una droga en el cuerpo; entre más azúcar consumamos, más azúcar nos pedirá el cuerpo. Había ya mencionado previamente que las mujeres con endometriosis suelen tener una intolerancia a los carbohidratos, una dificultad para procesar los carbohidratos (particularmente hipoglicemia con sensibilidad a la insulina). Entonces obviamente andar consumiendo azúcar, carbohidratos o azúcares refinados no ayuda para nada a la cuestión de la endometriosis. El azúcar a grandes rasgos es inflamatoria, estimula la liberación de insulina, que al mismo tiempo hace que se acumule más grasa (más estrógeno), y que se produzcan más prostaglandinas inflamatorias, que aumentan el dolor. 

 

Cuando menciono todo esto de la dieta, no quiero decir ni quiero dar a entender que esto provoca endometriosis. Yo no quiero decir que comer una carne o más azúcar provoca endometriosis. Tienen que ocurrir una serie de eventos en conjunto para que la endometriosis se lleve a cabo. Es una cascada de eventos en el cuerpo de muchos frentes diferentes que hacen que alguien desarrolle endometriosis. Entonces no hay que confundir esto. Tampoco quiere decir que tengan que dejar al 100% este tipo de alimentos, y que no puedan consumir nunca porque si no, se les va a agravar la enfermedad. Tenemos que ir viendo de manera individual a cada mujer con endometriosis y a ver cuáles pudieran ir dejando y qué tipos de alimentos. A veces tenemos que ir paso a paso, una cosa a la vez. Hay gente que, empezando con el gluten nada más, ya tiene un 80-90% de mejoría en sus síntomas. Entonces, ya lo demás pudiera ser menos estricto. 

 

Lo que casi por default les podré decir es que el gluten, de entrada, y la leche de vaca. Lo demás se pudiera ir negociando, por llamarlo de una manera, dependiendo cómo vayan respondiendo.

 

Esto no es para todos, insisto. Tendrá que ser de manera muy individual. Asesórense con un nutriólogo que les dé información más adecuada sobre su caso particular. Si pueden hacerse pruebas de alergias e intolerancias, pruebas de enfermedad celíaca, pruebas de DNA, etc., para definir mejor en qué condiciiones se encuentra el cuerpo. Pero de entrada, son recomendaciones que estoy seguro que cualquier persona con endometriosis que las haga, verá beneficio y no estaremos afectando en nada en la salud. O sea, no les vamos a dañar la salud con el hecho de decirles que no consuman gluten, leche de vaca, cafeína, alcohol, soya, etc., y el beneficio pudiera ser muy grande.

 

Lo peor que pudiera pasar sería que dijeran “Yo lo hice, dejé el gluten, dejé esto, y no me pasó nada. No vi ninguna diferencia”, y nada perdemos. Yo creo que esto aplica más en la gente que no está respondiendo adecuadamente a los tratamientos convencionales, a los que ya han probado muchas cosas diferentes, y no mejoran. No importa que al principio se equivoquen, que coman cosas que no sabían que tenían un ingrediente. Lleva tiempo esa curva de aprendizaje para ir mejorando la dieta. Pero sí les garantizo que la persona que haga esto mejora porque mejora.

 

Nunca he visto a una mujer con endometriosis que haya hecho esto; dejado de comer este tipo de alimentos, y que no haya mejorado de manera considerable. Y como lo he visto muchas veces, por eso seguiré insistiendo en que lo hagan de la mejor manera posible.

 

No todo nutriólogo está muy familiarizado con este tema en especial. Entonces les sugiero que a alguien que conozca bien el tema.

 

Espero les sirva algo. No tiene una intención más que intentar ayudar. No quiero tampoco amargarle la existencia a la gente diciéndoles que ya nunca van a poder comer nada, ni una copita de alcohol, etc. Cada uno va organizando su vida como pueda. Si de vez en cuando el tomar una copita de alcohol a una mujer le hace tener momentos agradables, pues adelante. Finalmente, la vida se trata del balance de todo lo que hagamos.

 

Tip 13 – Cambiar de procedimiento si no funciona en un lapso de 3 meses

 

En general, para tratar la endometriosis, hay muchas opciones de tratamientos hormonales y similares, con inyecciones, parches, pastillas, etc. Lo que he aprendido es que si se usa el medicamento por tres meses y no ha funcionado como uno quisiera, hay que cambiar a otra opción. No hay que insistir demasiado en un solo medicamento.

 

Si, por ejemplo, les dieron una pastilla anticonceptiva o una hormonal para tratar la endometriosis o controlar los síntomas y no ha mejorado en un lapso de máximo 3 meses, hay que cambiar a algo diferente.

 

Igualmente, un analgésico, un antiinflamatorio que se da, si no ha funcionado por 3 meses, hay que cambiar a algo diferente. En general, eso se puede aplicar para cualquier remedio que uno requiere implementar para la endometriosis, si estamos cambiando una dieta, si estamos usando un producto nuevo, un suplemento.

 

Por ejemplo, si quitamos al gluten de la dieta al 100%, y en 3 meses no hemos visto ningún cambio o diferencia, entonces probablemente el gluten no sea un factor que esté afectando, y habrá que probar otra cosa diferente.

 

Y así para todo lo que apliquemos en la endometriosis, como un principio que he visto, yo que me he ayudado en general para las pacientes es el principio de tres meses. Si en tres meses no funcionó, otra cosa diferente. Ojalá y ustedes lo puedan aplicar. Platíquenlo con su médico, quien deberá de ser la persona que deberá, en conjunto con ustedes, tomar esta decisión. Pero es solamente un tip que yo espero que les pueda ayudar.

 

Tip 14 – Meditación y yoga

 

Sé que puede sonar algo raro o extraño que yo mencione de esto, igual, yo no soy un experto en estos temas, sin embargo, sí puedo considerarme un experto en escuchar de gente que se ha visto beneficiada con estas terapias, estas modalidades. Hablo de múltiples beneficios que tiene para la salud el realizar estas prácticas rutinarias, ya sea meditación o yoga. Inclusive hay otras terapias diferentes para liberación emocional, para analgesia, para aliviar dolor; la EFT (Emotional Freedom) también es una de las terapias que ha sido demostrada y vista en mujeres con endometriosis que pudieran ayudar, pero en particular me quería enfocar en la meditación y el yoga.

 

En los últimos años he platicado con muchos psicólogos, psiquiatras, terapeutas, y me sorprende cada vez más el hecho que me comenten de los beneficios de estas técnicas, beneficios para aliviar molestias y dolor, beneficios que traer en la salud general para minimizar el estrés. Son increíbles para aliviar depresiones, ansiedades, dolores, inflamación, para mejorar la lucidez mental y relajación, para tener un mejor equilibrio en el cuerpo, la vida, las emociones.

 

Sabemos que muchas veces la endometriosis puede llegar a ser un factor que desequilibre mucho, desestabilice las cuestiones hormonales y emocionales, hay mucho desgaste físico emocional. Entonces el platicar este tipo de modalidades ayuda mucho a las mujeres con endometriosis.

 

Lo comento más por experiencias que he tenido con pacientes que me comentan ese tipo de situaciones, y pues uno va aprendiendo con el paso del tiempo de muchas mujeres que padecen esta enfermedad, y uno les pregunta “¿Qué has hecho para ayudarte?”, y es increíble también la cantidad de gente que se ha visto beneficiada con esto.

 

No es ninguna cosa de terapia rara, ninguna práctica alternativa, es simplemente buscar situaciones que nos puedan ayudar a estar más tranquilo, más relajados, a tener una paz mental.

 

Sabemos que la meditación puede elevar los niveles de serotonina (antidepresivo natural), que la meditación y yoga pueden disminuir los niveles de cortisol (la hormona del estrés), entre otros múltiples beneficios. Entonces no es algo raro, no es algo ajeno o extraño a las personas. Por favor, compartan y comentan si tienen alguna experiencia con este tipo de terapias.

 

Hay mucho ya en internet que menciona de esto. Me impresiona también ver que universidades como Yale, Harvard y Stanford ya tienen estudios bastantes serios que hablan de los beneficios de este tipo de terapia, de la práctica de yoga o de la meditación, de la cual hay muchas modalidades.

 

También hay gente que yo he visto beneficiada, o que me ha comentado que no es el simple hecho de decir “Oye, a mí me gusta rezar y voy todos los días a la iglesia, al sagrario, alguna práctica religiosa”, y eso me da paz y tranquilidad. A veces, haciendo eso mejoramos mucho nuestro estado de salud.

 

Si bien pueden ver que estas recomendaciones a veces son prácticas que no se mencionan en los libros, pero esa es la idea; ir un paso más adelante, dar el extra, hacer un plus de los tratamientos que obviamente hemos estado viendo, y sabemos que a veces no es suficiente. Cualquier práctica que ayude, hay que recomendarla, siempre y cuando no afecte. 

 

Tenemos que buscar cosas adicionales que ayuden a mujeres con endometriosis. Por eso, insistir en esta serie de tips que he venido dando y mencionando espero que pueda ayudar. 

 

Tip 15 – No saltar alimentos ni pasar muchas horas de ayuno

 

Muchas veces las pacientes con endometriosis cursan con baja glucosa. Eso lo vemos muy normalmente después de la tercera o cuarta hora de ayuno. Es decir, que tú puedes desayunar temprano y a las tres horas estar haciendo una hipoglucemia, a veces severa, que te puede provocar mareos o visión borrosa, temblores, o incluso hasta un desmayo. Hay gente que en el laboratorio le hemos alcanzado a medir glucosa de hasta 35, cuando la glucosa más baja debería de ser de 60.

 

Entonces ya con la glucosa por debajo de 50, la persona puede sentirse muy ansiosa y buscar los carbohidratos o los azúcares de manera involuntaria. Incluso hay personas que sienten que se les baja tanto el azúcar que de pronto no se pueden controlar y pueden empezar a comer dulces y chocolates. Es más, a veces ni se enteraron de que se comieron una bolsita de caramelos.

 

A veces buscan mucho los refrescos en necesidad de porque sienten que tienen la sensación extraña como si se les bajara la presión, pero no es una baja de presión propiamente si no es una baja de glucosa. Esto lo podemos colaborar con la prueba de tolerancia a la glucosa con una medición de insulina, pero siempre extenderla a las 3 horas, porque algunos médicos normalmente la mandan de 2 horas, y a las dos horas normalmente no vemos este efecto. Muchas veces en la endometriosis se alcanza la hipoglucemia hasta la tercera, entonces es bien importante para este punto.

 

No importa lo que estemos haciendo muchas chicas que están estudiando o trabajando, que tienen horas de oficina, se saltan las comidas, les pido de favor que tengan mucho cuidado con este tema, que sí sean muy puntuales con su desayuno, comida y cena, que sus snacks sean colaciones bajas en carbohidratos (jícama), si es una verdura que sea cruda (pepino); todas las verduras prácticamente pueden ser libres, y si van a usar snacks de tipo barritas o así cuiden mucho el contenido de carbohidratos.

 

En otro video, podemos hablar un poquito más de este tema de los azúcares, en los snacks, pero que sí por favor sean constantes en sus comidas. Esto les va a atraer muchísimos beneficios. Estoy a sus órdenes y muchas gracias.

 

Dra. Nora Rodríguez

Equipo del Instituto de Endometriosis México

Área de Nutrición Clínica

Hay muchos tips relacionados con la salud de cada persona, la salud general, el estilo de vida, los hábitos, porque tenemos que empezar por ahí siempre. La salud empieza con las cosas básicas de lo que hacemos o no hacemos, de lo que vivimos día a día y me he enfocado muchísimo en los tips y de alguna manera directa o indirecta tiene que ver con lo que hacemos, principalmente con lo que comemos, y enfocado en este tip en particular, es de no saltar alimentos, no dejar pasar muchas horas de ayuno. ¿Por qué? Porque el pasar horas sin comer estresa mucho al cuerpo, lo pone en un estado como de vigilia y estrés, el cuerpo tiene que sacar herramientas de fuerza, hormonas que ahorita iré explicando para poder compensar esas horas de ayuno.

 

Un cuerpo en estrés, trabajando y activo, se ocupa estarlo nutriendo y alimentando frecuentemente. El hecho que dejemos pasar muchas horas de ayuno eleva mucho inclusive la ansiedad. Cualquier persona que deje pasar horas de ayuno, pues se le aumenta mucho su estado de ansiedad; inclusive ya cuando le toque comer va a generalmente comer más rápido, a comer más cantidades de alimentos inadecuados, y esto no es bueno para el cuerpo.

 

No queremos elevar ansiedad alimentos ricos en azúcar; es más común que comamos más azúcar y carbohidratos cuando dejamos pasar muchas horas de ayuno, porque es lo que el cuerpo nos va a estar pidiendo, y al comer más carbohidratos pues eleva los niveles de insulina, y estos elevados elevan las prostaglandinas (sustancias proinflamatorias), que son las que suelen provocar los cólicos menstruales. Entonces se va haciendo una cadenita de eventos que aumentan la inflamación y el dolor. Me refiero al estar dejando pasar horas y horas sin probar alimento hace que el cuerpo produzca más cortisol o cortisona. Si se produce más cortisona en el cuerpo, pues esto al mismo tiempo va a elevar la glucosa, la cual eleva la insulina, y con esta última elevada, toda la cadena de eventos que venía mencionando va a terminar traduciéndose a un aumento de peso.

 

A veces pensamos que al faltar un alimento, al no desayunar, cenar o no comer eso nos hará bajar de peso, pero pues ya se ha visto múltiples veces que esto es al revés. El estar comiendo más frecuentemente pequeñas cantidades mejora mucho el metabolismo, lo eleva, estresa mucho menos el cuerpo, y al tener un cuerpo menos estresado, le damos herramientas que el mismo puede usar para defenderse contra los verdaderos estresores fuertes, que pueden ser una inflamación por la endometriosis, un colon irritable, adherencias, estrés emocional de endometriosis, el efecto secundario de los medicamentos, etc.

 

Hoy en día estás muy de moda el ayuno intermitente en las dietas modernas como la dieta cetogénica. El ayuno intermitente sí tiene sus beneficios en cierto grupo de personas que padecen de un mejor estado de salud. Si existe endometriosis crónica, incapacitante o se acompaña de otras patologías crónicas, es mejor no comenzar haciendo ayuno intermitente. Si en general, se goza de buena salud, a pesar de la endometriosis, pudieran intentar hacer el ayuno intermitente, sobretodo si el exceso de peso es un factor importante en su salud. Si su problema principal es de sobrepeso, resistencia a la insulina, colitis crónica, etc., entonces sí pudiera ser opción hacer una dieta con ayunos intermitentes. 

 

Cuando una mujer padece endometriosis crónica, pues el mismo cuerpo está en un estrés crónico muy severo y fuerte; no le queremos agregar estresores en el día a día. Entonces por favor coman frecuentemente más pequeñas cantidades, no salten alimentos, y esto les va a ayudar mucho a mejorar su metabolismo, a disminuir la inflamación, la ansiedad, inclusive el mal humor, nerviosismo, impaciencia, mareos y problemas digestivos que pueda haber por andar saltando alimentos, más bien,

 

Me encantaría que hubiera una receta de cocina única que funcione para todas por igual, pero no es así; cada quien es diferente. Lo que yo le recomiende a una mujer con endometriosis puede ser completamente diferente a lo que le recomiende a otra mujer.

Dr. Luis Carlos Páez Lobeira

Ginecólogo